¿Qué hago en septiembre?

Todo el verano “trabajando y trabajando” mientras tus amigos iban uno a uno yéndose con una sonrisa de oreja a oreja de vacaciones y volviendo bronceados al trabajo. Y tú “blanco como la pared de tu oficina”, pasando calor y teniendo que librar en solitario los problemas con los clientes.
Sin embargo, ahora que es septiembre te toca despedirte de tus compañeros hasta octubre e irte de vacaciones. Pero, la idea en principio no te hace mucha ilusión porque piensas que ya todas tus amistades, y familiares están trabajando. Lo que sucede, es que no te has mentalizado de que las vacaciones son para desconectar y relajarte, y te mereces una temporadita solo, o con tu pareja nada más, y estar en contacto con la naturaleza.

Uno de los lugares donde puedes conseguirlo es en Mallorca. En primer lugar, porque todavía las condiciones climáticas son estupendas para ir a la playa, y ponerse moreno. Además, es temporada baja por lo que ya no hay esa masificación de agosto.
Y en segundo lugar, porque la parte interior de la isla presenta gran riqueza de bosques mediterráneos en los que se esconden pueblos encantadores y puedes descubrir alquilando un coche. Como por ejemplo, el pueblo Valldemossa donde se encuentra La Real Cartuja (palacio que mandó construir Jaime I para su hijo Sanç, pero que se donó a la orden de San Bruno en 1399).
La historia de Mallorca está llena del paso de diferentes culturas y corrientes de pensamiento.  La isla fue sometida por los antiguos romanos, lo cual puede apreciarse en las ruinas de Pol.lèntia. La Mallorca medieval la encontramos en “el Cant de la Sibil•la,” canto medieval que se escucha en las Iglesias y en la Catedral. Así como en los patios góticos, barrocos y renacentistas de las fincas del pueblo de Palma. Y dirigiéndonos a una época más reciente, el modernismo es visible en la fundación palmesa con las creaciones que cedió el pintor Joan Miró y en la que dejó plasmada la profunda relación que le unió a la isla tanto familiar como artísticamente.

Vacaciones en septiembre es una oportunidad excelente para conocer esta maravillosa isla sin aglomeraciones, para poder relajarte y disfrutar verdaderamente de la isla.

No hay comentarios:

Alquiler de Coches Baleares